sábado, 6 de febrero de 2016

El cinturón

Poco hay más masculino que un pantalón y todo pantalón necesita un buen cinturón.


Cinturón de cuero de Pierre Cardin 
(Haz click para agrandar la imágenes)

También llamado CintoCorrea o Cincho, es raro el hombre que no usa cinturones, y más en estos tiempos en los que parecen olvidados los tirantes, más apropiados para pantalones de tiro alto.


Impasible ante el discurrir del tiempo, el hombre ha usado cinturones desde al menos la Edad del Bronce, en forma de simple cuerda o bien nuestras actuales piezas con hebilla.

Los cinturones pueden ser de variados materiales, tela plástico, PVC, latex...

Cinto de tela. Muy apropiado para unos pantalones chinos de color similar.


Su uso dependerá de la ocasión, pero el material que rara vez nos fallará y el que siempre combina con un buen traje es el cuero.

Un tipo de cinturón que nos puede ser muy útil en ambientes hostiles es el que lleva un pequeño monedero oculto

Cinturón monedero

Una vez elegido el material, lo siguiente que tenemos que tener en cuenta es la hebilla, ya que desde luego es lo que los otros van a ver en el. Esta debe de ser acorde con el grosor del cinturón y debe ser resistente y con un diseño acorde con nosotros. Si escogemos una hebilla de pésimo gusto nos tomaran por alguien de pésimo gusto y si bien de una corbata podemos decir que la escogió nuestra mujer, de un cinturón eso no cuela. Al llevarlo todos los días nos identificamos con él.

Hebilla sencilla, ideal para pantalones de traje


Hebilla sencilla y cinturón apropiados para pantalones vaqueros/tejanos




Hebilla historiada, lista para un cinturón de vaquero. Ejemplo de hebilla que habla por su dueño.


No podemos fallar en este complemento. El cinturón es el accesorio masculino que más irradia la masculinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario