martes, 24 de enero de 2017

La Inoxcrom Caravel

Hay plumas que por su longevidad en el mercado han pasado a la historia y otras que por su paso fugaz han caído en el olvido. Hay sin embargo plumas fugaces que han alcanzado la categoría de mitos porque a pesar de su escaso número de piezas, tienen algo que las ha hecho especiales. La pluma de la que vamos a hablar tiene una calidad fantástica pero atravesó unas circunstancias tormentosas que la obligaron a salirse del mercado para entrar en la leyenda, la Inoxcrom Caravel.


Haz click en las imágenes para verlas más grandes


Características técnicas de la Inoxcrom Caravel


Largo con capuchón: 14,8 cm
Largo sin capuchón: 13,3 cm
Posteada con el capuchón: 16.6.
Diámetro el barril: 1.1 cm
Máximo diámetro en el capuchón: 1.5 cm
Material: Resina sintética negra.
Plumín:  Tamaño grande, nº6 de acero en grosor F, M y B
Dorados: Oro de 23.9 kilátes.
Carga: Cartucho universal (dos cortos o uno largo) o convertidor.



Plumín inoxcrom Caravel

En 1992 la marca española Inoxcrom decidió dar un paso adelante en su catálogo de medios de escritura de buena calidad y precios competitivos para entrar en el selecto grupo de fabricantes de alta gama y para ello creó con todo esmero una pluma que debía ser su buque insignia, la Caravel. Esta pluma fue diseñada siguiendo la estela de la marca que plumas de lujo por excelencia en esa época, Montblanc y en especial de su línea Meisterstück, cuyas formas estaban de moda. Coincidiendo con el 500 aniversario del descubrimiento de América, la firma eligió el nombre de Caravel y una caravela española es que la adornaba sus plumines. También acompañó el nombre  la fecha 1920, que hace referencia tal y como decía el cuadernillo (ver fotografía) que acompañaba a la caja de la pluma, a la década de máximo esplendor de las estilográficas, a la que se quería también rendir homenaje con esta pluma.


Cuadernillo explicativo de la Inoxcrom Caravel explicando el motivo de la fecha 1920

El plumín fue de nuevo diseño, grandes, de tamaño número 6 y compatibles con los de fabricantes alemanes como Jowo Bock. Se fabricó en grosor F (Fino), M (Medio) y (Broad o grueso) lo cual era novedad para la marca que siempre los hacía en M. 

La pluma tenía originalmente una decoración de tres anillos, que luego pasó a dos con la inscripción
INOXCROM - 1920 - INOXCROM - SPAIN

En cuanto a su funcionamiento este era por cartucho-convertidor, aportándose este último por parte de la casa Inoxcrom.




Inoxcrom Caravel con su capuchón


Surge un enemigo y la pluma desaparece.


La pluma era una revolución para Inoxcrom por cuanto era una decidida apuesta por entrar en la alta gama y cambiando la inspiración norteamericana de sus modelos anteriores por una inspiración alemana de la que no desmerecía en calidad con un precio muy atractivo. Todo aparentaba ser estupendo pero al parecer y aquí entra la leyenda de la pluma y el misterio, la firma Montblanc se puso en contacto con Inoxcrom y la amenazó con denunciarla por plagio. ¿Plagio? El parecido era innegable, pero plumas parecidas a las  Meisterstück (forma de puro, anillos y color negro) hay varias, por ejemplo la Sailor 1911 o la Platinum 3776 y de hecho, plumas con ese diseño ya las había mucho antes de que saliera la línea Meisterstück. Lo cierto es que de pronto la Caravel apareció rediseñada con solo dos anillos y no tres, lo que la diferenciaba aún más de las Meisterstück, y hoy día son más comunes con dos anillos que con tres. Parece que no fue suficiente y mientras que la Sailor 1911 se sigue fabricando sin problemas (¿tendrá menor poder Montblanc en Japón?) la Inoxcrom Caravel desapareció del catálogo.


Inoxcrom Caravel y su capuchón

¿Fue la desaparición de la Caravel algo previsto? No lo creo. Ya hemos dicho que se había diseñado un plumín decorado con la una caravela específico para esta pluma; pues bien, se encargó un número de plumines mayor del número de plumas que se fabricó realmente, lo que da que sospechar. Esos plumines "caravel" no se desaprovecharon si no que fueron usados en uno pocos ejemplares de modelos también míticos como la Sirocco, la Corinthian e incluso la más modesta Wall Street. Estos modelos cuando aparecen con el plumín caravel en vez del plumín Inoxcrom con la bola del mundo que es su modelo propio, tienen mayor valor.


La hermana pequeña, la Caravel II


Inoxcrom Caravel II

Paralelamente apareció un modelo de tamaño medio que se denominó popularmente Caravel II. Esta tenía capuchón por presión y un plumín también decorado con la caravela pero de tamaño medio y sin respiradero. En su anillo también aparecía la inscripción 

INOXCROM - 1920 - INOXCROM - SPAIN

El plumín de la Caravel II podía ser solo F o M.


Plumín de la Inoxcrom Caravel II

La pluma se cargaba por cartucho universal-convertidor. Admitía dos cartuchos o uno largo.


Tanto la Caravel I y la Caravel II podían ir acompañadas de un bolígrafo Caravel o de un portaminas, siendo iguales para ambos modelos.

Desempeño de la Inoxcrom Caravel


Tanto la Caravel I como la Caravel II tienen un desempeño mecánico magnífico, propio de una un diseño y de una esmerada construcción. El sistema de cartuchos internacionales-convertidor, puede que no sea tan romántico como un pistón, pero es lo que da menos fallos y necesita menos mantenimiento.

Sus plumines de acero son realmente buenos. Sólo he probado los M y los F y doy fe de que incluso el F desliza de una manera invidiable. No dudo que el B ha de hacerlo igual o aún mejor.

En cuanto a su material, la resina sintética. Es un tipo de plástico de gran resistencia a los arañazos. Los ejemplares de Caravel que conozco suelen estar muy bien conservados y las marcas de uso desaparecen con solo pasarle un trapo.

Los dorados son de oro prácticamente puro y de 6 micras de grosor, lo cual es inusualmente grande.

La Caravel II tiene también un gran desempeño, aunque se hecha de menos el capuchón a rosca.

Precio de una Inoxcrom Caravel


En origen la Caravel I se vendía en 1992 por unas 10000 pesetas (60 euros). En 2017 los ejemplares de segunda mano que se venden en los foros especializados suelen estar por unos 150 euros.  Como se puede ver, esta pluma no solo ha conservado su precio respecto a la inflación si no que experimenta un alza, pues es una pieza muy buscada por los coleccionistas.

La Caravel II está en 2017 en torno a los 65-70 euros.  Esta pluma no es tan codiciada como su hermana mayor, pero la fama de esta influye en su buena cotización.


La Inoxcrom Caravel por su empaque, calidad de materiales y acabados es una pluma que viste bien a todo caballero y por su historia singular y escasez de ejemplares es hoy reconocida por todos los aficionadas a las estilográficas como un modelo mítico.





No hay comentarios:

Publicar un comentario