domingo, 31 de enero de 2016

Los gemelos. La joya para los puños del hombre

Hoy día los normal es que las camisas anuden sus puños mediante botones. Es un buen sistema, sencillo, barato... sobre todo barato. El sistema original era  usar unas pequeñas joyas masculinas llamadas gemelos.*



Los gemelos son unos de complementos masculinos que hoy día se llevan exclusivamente para denotar elegancia.

Pueden ser industriales o artesanales y es una de las joyas que más rápidamente definen a su dueño. Primero por llevarlo y segundo por el diseño que siempre será una elección personal.


Se componen de dos partes unidas por un pequeño perno que permite girar una de las partes para cerrar los puños tras introducirse por los ojales. Esto hace que se usen materiales para ellos que no raspen al frotarse entre ellos y no manchen la ropa. Son muy comunes por ello los gemelos de rodio y estroncio. La parte exterior del gemelo siempre es mayor y es la que sirve de adorno y es la que hablará de su dueño.


Resaltando unos puños

Los gemelos son imprescindibles para prendas como el Frac, el Chaqué o el Smoking, pero la verdad es que combina bien con un buen traje de chaqueta.

Un diseño con las iniciales del dueño.

Una alternativa barata a los gemelos son los denominados "Nudos de seda" que son una imitación de este complemento masculino en forma de cordel de tela. Es algo correcto y puede servir de salida en caso de emergencia, pero... ni de lejos es tan elegante como un buen gemelo.


Gemelos tipo Nudo de Seda.


Origen de los gemelos

Los registros más antiguos los datan en Francia durante el siglo XVII, en el reinado de Luis XIV, el "rey sol", donde se les llama boutons de manchette. Son un resultado de la suma de los lazos que se empleaban para abrochar las prendas y los botones que habían llegado en la Edad Media (accesorios de lujo): botones dobles unidos con lazos. Su verdadera popularización llegará en el siglo XIX cuando cobren más fuerza e incluso amplíen su variedad añadiendoseles los gemelos de seda creados por la casa Charvet en 1904.





*En otros países hispanohablantes reciben otros nombres como colleras, mancuernas, mancuernillas, yuntas (en Venezuela), yugos (en Cuba) o mancornas

No hay comentarios:

Publicar un comentario